En las últimas horas, la opinión pública en general se hizo eco de las imágenes que mostraban a Abigaíl, una niña de 12 años que tuvo que ser cargada por su padre para poder cruzar el límite entre Tucumán y Santiago del Estero, porque el Gobierno no le permitía el ingreso en los puestos de control. Famosos y usuarios en general, mostraron su repudio y exigieron respuestas a los responsables.

Sin embargo, el gobernador Gerardo Zamora se llamó a silencio y en su lugar, salieron a dar declaraciones el ministro de Gobierno, Marcelo Barbur y el intendente de Las Termas de Río Hondo, Jorge Mukdise. En ambos casos, desmintieron a la familia de la menor y brindaron su versión de los hechos que no resultaron para nada creíbles.

En el caso del jefe comunal de la ciudad turística, señaló que todo se debió a un error y responsabilizó al agente policial que impidió el avance de la familia de la niña a la provincia. También reveló que en realidad los tiempos no eran como los que había manifestado el angustiado padre y que en realidad, solo demoraron 40 minutos en autorizar su ingreso. “Él caminó unos 50 o 70 metros, luego se sentó en una silla y un funcionario de nuestro municipio lo trasladó a su casa”.

Al conocer estas declaraciones, los usuarios de las redes sociales comenzaron a denunciar que Jorge Mukdise “apretó” al padre de la nena para que no hablara con la prensa ya que estaba dejando muy mal parado a Gerardo Zamora. Otros afirman que el propio Gobernador ordenó que dejara de hablarse del tema para dar por finalizado.

Más noticias