En las últimas horas, Milagro Sala recibió una mala noticia que tiene que ver con su condena por el escrache contra Gerardo Morales. Un tribunal oral de la provincia de Jujuy tomó la decisión de agravar la pena que le habían impuesto por la agresión y amenazas contra el gobernador, en el año 2009. Debido a ello, podría volver a la cárcel.

La líder de la Organización Barrial Túpac Amaru fue condenada tiempo atrás a tres años de prisión con arresto domiciliario por el delito de daños. Sin embargo, este jueves la Justicia agregó seis meses más con cumplimiento efectivo acusándola de daño agravado y amenazas coactivas, en calidad de instigadora, por aquel episodio.

La defensa de Milagro Sala presentó tiempo atrás ante el tribunal oral jujeño, un pedido de prescripción para el delito de amenazas. Pero, hace dos semanas, el tribunal rechazó esa presentación y la Cámara de Casación ordenó dictar un nuevo fallo. De esta manera, el abogado de Gerardo Morales pidió «la inmediata efectivización de la condena de arresto y el envío al penal federal de General Güemes, en Salta».

El hecho

El episodio ocurrió en el 2009, cuando la dirigente social organizó un escrache contra el mandatario provincial y el entonces titular de la Auditoría General de la Nación (fallecido en diciembre de 2019), Leandro Despoy. Los militantes de Sala agredieron con huevos y elementos contundentes a los dos políticos durante el encuentro convocado en el Consejo de Ciencias Económicas.

.

Exit mobile version