La propia sospechosa llevó a su nieta al hospitalñ Finochietto, donde los médicos constataron que la víctima presentaba lesiones en el rostro y en el cuello, las cuales eran compatibles con un mecanismo de asfixia, por lo que alertaron a la Policía.



Fuente

Más noticias