La tecnología avanza a pasos agigantados, por lo tanto, las personas como las empresas deben adaptarse a estos cambios para mantenerse actualizados en un mercado competitivo. En esta línea, herramientas contables como las hojas de cálculo están quedando totalmente obsoletas, las cuales tienen altos márgenes de error.

Además, las planillas de cálculo brindan poca visión para mejorar, presentan un gran desafío a la hora de realizar seguimientos y no contribuyen en la previsión y proyección de estrategias bien estructuradas. 

De esta forma, las tareas se tornan bastante pesadas y no aportan todo lo necesario para los requerimientos de algunos puestos laborales como, por ejemplo, un responsable del área de Planeamiento y Control. En esta línea, un sistema de proyección financiera presenta una gran cantidad de ventajas con respecto a las hojas de cálculo.

EL ECONOMISTA

Más noticias