Otra vez, tal como pasó durante el feriado del viernes, las acciones y los bonos argentinos volvieron a bajar ayer durante el feriado del lunes y entre inversores y operadores hay temor por el impacto que se puede desencadenar hoy, en la reapertura de negocios, tras la pausa turística inventada por el Gobierno, mientras recambió tres puestos del gabinete, después de la renuncia de tres ministros, en Trabajo, Desarrollo Social y Mujer.

Ayer, mientras las Bolsas del mundo estuvieron sumergidas en una marea roja, con el titular de JP Morgan advirtiendo que la recesión norteamericana es inminente (ya ocurre en Europa, en Japón y se está sintiendo en China), los ADR locales perdieron hasta 4,3%, con YPF como la más castigada, mientras que los bonos argentinos perdieron otro 1% y con eso el riesgo país subió en otras 19 unidades, hasta 2.800 puntos, 500 puntos más que hace un mes.

Más allá de estos datos crudos, que alteran los nervios de inversores y operadores, en las redes los hilos de conversación decían otra cosa.

EL ECONOMISTA

Más noticias