Argentina fortalecerá su capacidad de planificar y financiar la acción climática, desarrollará un marco favorable para las finanzas sostenibles para asegurar las inversiones necesarias para una transición sostenible e inclusiva del sector privado, e impulsará la economía circular y la descarbonización de la actividad económica con un préstamo de US$ 500 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Esta es la primera de dos operaciones consecutivas vinculadas técnicamente, pero financiadas en forma independiente, bajo la modalidad de préstamo programático en apoyo de reformas de política, las cuales están destinadas a vigorizar el crecimiento sostenible y resiliente del país.

EL ECONOMISTA

Más noticias